¿Sabes cuál es el método óptimo para gestionar tu empresa?

Hace unas semanas, en Business In Fact hablamos de las oportunidades de negocio en un post donde explicamos que si sabías cómo gestionar un problema a alguien, podrías conseguir dinero gracias a ello. Hasta este momento, todavía te encuentras en el mundo de las ideas. Solo podrás pasar a la siguiente fase, es decir, a gestionar las ideas cuando lo tengas todo claro y creas que tu idea (producto o servicio) es buena, muy buena.

gestionar Siguiendo el método tradicional de gestionar las empresas, lo primero que deberás buscar es dinero. A continuación, deberás crear una estructura empresarial, repartir las funciones y responsabilidades y desarrollar completamente tu producto. Finalmente, pondrás a la venta tu producto o servicio siempre apoyado por los departamentos de ventas y marketing.

Durante la gestión de la empresa podrás encontrarte con dos problemas importantes: por un lado, necesitaras muchos recursos y en segundo lugar, dinero. En caso de que tu apreciación del negocio no fuera correcta, hacer cambios te sería muy difícil. La quiebra estará llamando a tu puerta demasiado pronto y las deudas te quitarán alguna que otra noche de sueño.

¿Qué ventaja te aporta usar el método lean startup y gestionar tu idea como una startup?

El startup tiene que ver con tener un producto y descubrir su modelo de negocio para ser rentable y escalable. Después, vendrá el ejecutar dicho modelo.

Según Erik Ries, “una startup es una institución humana diseñada para crear un nuevo producto o servicio bajo condiciones de extrema incertidumbre”. Analizando esta definición está claro que nos enfrentamos al mercado con ópticas y parámetros nuevos. El concepto de máxima incertidumbre nos obliga a ser muy cautos con los recursos utilizados y asumir que quizás estemos equivocados y tengamos que corregir una y otra vez. El concepto institución no es igual a organización, institución nos habla del valor de las personas y de una organización mucho más informal.

gestionar

¿Por qué es imprescindible el uso del método lean startup en la puesta en marcha de un nuevo proyecto?

Repasamos algunos conceptos del método:

-Producto Mínimo Viable: no desarrollamos un producto acabado solo lo perfilamos. Hacemos que funcione, pero sin desarrollar todas sus funcionalidades. De esta manera, el coste de desarrollo se minimiza.

Testeamos desde el primer momento el mercado. Van a ser los usuarios, los proveedores y todos nuestros aliados estratégicos los que nos van a ir definiendo el camino a tomar.

-Circuito de Feedback: crear, medir, aprender, cambiar y vuelta a empezar. Cuanto más rápido sea este proceso, mucho más rápido avanzaremos. Para conseguirlo necesitamos una estructura empresarial muy ágil, ligera y abierta.

Es muy posible que nuestro pensamiento inicial no coincida con lo que el mercado quiere o espera, pero no pasa nada. Daremos vueltas una y otra vez hasta orientarnos a lo que el mercado nos cuenta. Como consumimos pocos recursos y nuestra estructura es ágil, nos podemos equivocar unas cuantas veces.

El arranque de una empresa  siguiendo estos parámetros tiene mucho más futuro y viabilidad que si utilizáramos los parámetros tradicionales ya que con estos últimos no nos podemos permitir ningún error. Si nuestra idea no es buena desde el principio, no está bien enfocada o el segmento no es el correcto, la pesada estructura que hemos creado nos lastrará hacia el fondo.

¿Qué ventajas tiene el método lean startup y su sistema para el inversor?

La sencillez y la inmediatez de sus métricas.

Si vemos que la empresa va captando rápidamente usuarios (esto es muy fácil de observar), si tenemos claro cuál es el coste de captación de cada cliente y también somos capaces de medir su valor (life time value ) tenemos una inecuación muy sencilla que nos dice claramente si la empresa va bien o no y podemos hacer previsiones a corto plazo bastante sensatas.

-Minimizar el riesgo de la inversión.

El sistema de financiación por rondas e hitos conseguidos hace que los desembolsos de capital vayan acompañados de avances y éxitos. Esto significa que se minimizan los riesgos de perdida en comparación con un sistema tradicional de gestión de empresas donde primero se hace todo el desembolso y luego arrancamos (si no funciona se pierde todo).

Estas son solo algunas pinceladas del método de gestión de empresas denominado lean startup. Si quieres formarte como inversor experto puedes asistir a nuestros cursos para inversores y dominarás este entorno.

http://www.businessinfact.com/

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Get started

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.