Reflexiones para un emprendedor que busca financiación

Uno de los momentos decisivos para un emprendedor llega cuando debe encontrar al socio adecuado para completar la inversión que requiere su proyecto empresarial. Aquí van algunos puntos a tener en cuenta para conseguirlo:

1.- Asegúrate que es el momento adecuado. Tienes algo más que una idea, cuentas con un prototipo del negocio en marcha: el producto o servicio y las condiciones para su comercialización, con clientes reales. Recuerda que la venta termina con un cliente satisfecho, nunca antes. Si sólo tienes una idea mejor habla con tu familia y amigos.

2.- Consigue prescriptores. Personas que den fe de la validez del negocio y de su confianza en el éxito. Los mejores son los amigos, familiares y otros que ya hayan puesto dinero en tu proyecto y los clientes satisfechos, por supuesto. También algunos expertos que puedan demostrar su imparcialidad.

3.- Cuenta con un buen equipo. Implicado y competente, con los perfiles que se requieren para gestionar el negocio: comercial, operaciones y logística, técnico, financiero/administrativo, … Preocúpate por tener un buen pacto de socios que facilite la incorporación del inversor y asegure la continuidad del negocio.

4.- Haz los deberes. Deberías tener un posicionamiento del negocio en las 4Ps o mejor las 4Cs, un estudio básico del mercado, un plan de negocios con sus drivers bien definidos y los KPIs reales hasta la fecha.

5.- Selecciona los posibles inversores. Cerciórate de cuáles son sus propósitos a corto y largo plazo, dónde han invertido, conoce a sus investees.

6.- Ante el inversor actúa de manera natural y entusiasta, pero sobre todo sé sincero y realista. Céntrate en las ventajas competitivas de tu proyecto. No digas lo que todos saben (“el comercio electrónico es el único canal de venta que sigue creciendo”) ni chorradas (“estas son unas previsiones muy conservadoras”). No utilices tecnicismos que sólo un especialista entiende y que no se sabe qué aportan (“hemos desarrollado la plataforma sobre HTML 5.0”).

7.- Presenta el equipo y déjale participar activamente. Demuestra por qué sois capaces de conseguir el éxito del proyecto. Casi todas las ideas y modelos son copiables, lo que va a valorar el inversor es la capacidad y convicción del equipo para llevarla a cabo con éxito, eso es lo difícil de copiar.

8,- Enseña lo que produce el negocio: muestras del producto, demostraciones del servicio, casos de éxito, testimonios de clientes, …

9.- Transmite pasión, convicción, seguridad, …

10.- Escucha a los inversores. Valora con humildad sus comentarios, observaciones, consejos y preguntas. No te pongas a la defensiva ni trates de demostrarles que no se enteran, si no lo han hecho la culpa es tuya. Esfuérzate por entenderles y aprovecharlos para mejorar tu proyecto.

Por último no te olvides de vender y demostrar que sabes hacerlo. Vender, vender y vender, esa es la clave del éxito de un proyecto emprendedor, saber convencer a los clientes, empleados y socios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Get started

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.