Los inversores inmobiliarios diversifican su actividad en el capital riesgo

En la ponencia presentada por Luis Martín, presidente de BNP Paribas Real Estate, en la Jornada “Inversión inmobiliaria en España” realizó un análisis sobre el comportamiento de los inversores inmobiliarios en España, así como sus perspectivas para 2013. Reconoció que en los últimos años el volumen de inversión en activos comerciales inmobiliarios se encuentra en niveles históricos bajos, alcanzando 1700 millones en 2012. Para BNP los obstáculos que impiden la rehabilitación del sector son la falta de financiación, la estabilidad legislativa y el sentimiento de falta de confianza en el sector inmobiliario.

Según el diario Expansión la inversión extranjera en inmuebles en España se desploma un 38%. Los inversores foráneos inyectaron en 1.116 millones de euros en activos inmobiliarios, desde viviendas hasta oficinas y centros comerciales, durante el primer trimestre del año. Esto supone el menor volumen en un trimestre desde 2010.

Tardará años que los inmuebles adquiridos antes o en los primeros meses de la crisis recuperen sus valores de compra, muchos de ellos han sido vendidos y lo seguirán siendo a precios por debajo de los de compra, los inversores inmobiliarios más “potentes” deberán esperar años para rentabilizar su inversión probablemente en valores casi ridículos.

En cualquier caso la conveniencia de diversificar su actividad es una de las enseñanzas que los inversores sacan de la “burbuja inmobiliaria” y la crisis no sólo en las circunstancias actuales, sino como estrategia permanente.

Puestos a “diversificar” algunos inversores inmobiliarios han entrado en diversos negocios como los servicios a la población (restauración, comercio, salud y bienestar), pero pronto se han dado cuenta que no conocen las claves de estas actividades y que, en el mejor caso, los sacan adelante a costa de una alta dedicación.

Hay otra forma de diversificar mucho más efectiva y rentable: invertir en otras actividades, como el capital riesgo. Aprovechar que la actividad emprendedora, aunque aún incipiente en España, avanza y ofrece nuevas oportunidades para invertir.

El problema está en que la inversión de capital riesgo es muy diferente de la inversión inmobiliaria, requiere la definición de una estrategia y dominar las claves de la selección de proyectos. Esto crea incertidumbres entre los inversores inmobiliarios.

En BusinessInFact tienen la solución a esta dificultad, nuestra Escuela de Business Angels les proporciona la formación necesaria y el equipo de selección y mentoring pone a su disposición proyectos invertibles.

Ya hemos incorporado los tres primeros inversores procedentes del sector inmobiliario a la red de inversores de BusinessInFact

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Get started

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.