La importancia del fondo de maniobra

Cuando un emprendedor se plantea iniciar una actividad, suele estar preocupado por la financiación del activo fijo y los gastos operativos de los primeros meses, tales como alquileres, servicios profesionales independientes, suministros, comisiones y salarios. Si además el negocio requiere trabajar con stock, debería considerar las entradas y salidas en función de la actividad, lo que le llevaría a aproximarse bastante bien a la previsión de compras en función del stock promedio y de las ventas estimadas.

Otro quebradero de cabeza suelen ser las amortizaciones, que como sabemos tienen efecto sobre el beneficio pero no sobre la caja, así que a veces se pasan por alto en un análisis preliminar. Sin embargo, cada vez son más los emprendedores que entran a valorar esta partida.

Cuando nuestro emprendedor llega hasta aquí sin ayuda, hay que felicitarle. Pero eso no significa que tenga garantías de éxito, de hecho nadie las tiene en términos generales, pero desde BusinessInFact le animamos a que continúe su análisis, porque cuanta más información reúna antes de la puesta en marcha, más conocerá su negocio y muchas más probabilidades tendrá de alcanzar una realidad por él soñada y plasmada en su business plan.

Pero si ya ha calculado las ventas previstas, los costes asociados a esas ventas, los sueldos y salarios, los gastos operativos y generales, las inversiones necesarias, las variaciones de inventario y las amortizaciones, ¿qué más podemos pedir?

El título de este post puede dar algunas pistas, pero dejo mi pregunta planteada y espero vuestras respuestas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Get started

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.