Emprender o no emprender

 

“El índice de actividad emprendedora total (TEA) que estima anualmente el observatorio Global Entrepreneurship Monitor (GEM), ha arrojado un porcentaje del 5,8% para España en el ejercicio 2011. Esta tasa, indica que en Julio del año 2011, había 5,8 iniciativas en fase emprendedora por cada 100 personas de entre 18 y 64 años.”

Emprender es una tarea que exige un compromiso sin fisuras con el proyecto al cual uno se dedica. El emprendedor es una persona que tiene un perfil determinado. Hay personas que fracasan emprendiendo pero tienen capacidad para intentar otro proyecto porque creen en ellas mismas y en sus ideas. Es algo que no se puede dejar de hacer porque forma parte de la forma de ser de uno.

La mayoría de la población no está preparada hoy en día para emprender y trabajar por cuenta propia. En España es más que evidente, aunque no es el único país donde la cultura del asalariado por cuenta ajena se impone con diferencia sobre la cultura de los autónomos y del emprendimiento. No es ningún inconveniente que no todo el mundo quiera ser emprendedor/a. Lo que no es tan positivo es:

  1. Existe un porcentaje muy pequeño de personas que sean emprendedoras, tal y como hemos señalado al principio de este artículo.
  2. La sociedad no aliente ni favorezca adecuadamente a los emprendedores que asumen riesgos, o condene el fracaso.
  3. La educación no se preocupe de dar una formación emprendedora, que inculque unos valores que apoyen el emprendimiento como una opción más
  4. Falta de formación en gestión empresarial

Aún así, siguen habiendo personas que deciden emprender. Los datos que tenemos así lo corroboran: “La TEA española ha aumentado un 34,8% respecto del mismo período del 2010“.

Últimamente ha habido un incremento del emprendimiento debido a la crisis económica. Muchos trabajadores que pierden su trabajo por cuenta ajena prueban trabajar como autónomos como una alternativa al desempleo. Sí, alternativa al desempleo, no alternativa al trabajo asalariado. Es decir, muchas de esas personas deciden trabajar por cuenta propia porque no ven más remedio en ese momento, ya que el elevado desempleo y la recesión de la economía dificultan que pueda incorporarse al mercado de trabajo.

Por lo tanto, este aumento de los emprendedores que no lo son por convicción, sino por obligación, no augura buenos resultados futuros. Ahora bien, también hay que reconocer que la misma situación de crisis y el cambio de paradigma que dilucida lleva a cambiar la mentalidad de la población, y esto sí que puede influir positivamente en la prosperidad del emprendimiento.

Emprender o no emprender
Emprender o no emprender

Sin embargo, hay un factor más que relevante que conforma un panorama nada alentador para el emprendedor, relacionado directamente con la falta de actividad económica, y es la percepción de falta de oportunidades y de financiación. En un entorno en el que las ventas no son fáciles y además tienden a ser escasas, un emprendedor no ve posibilidades para comenzar su negocio, porque necesitará un tiempo mayor para obtener beneficios que en una etapa de bonanza económica. A más a más, la restricción de la financiación con motivo de la crisis financiera y bancaria, complica todavía más el escenario, por la dificultad de acceso al crédito para emprender un nuevo proyecto profesional.

En conclusión, emprender debe ser una opción interna, no una alternativa por motivos externos. Solo si la motivación es interna, una persona puede perseverar hasta alcanzar el éxito. Se trata de seguir una vocación, por lo cual un emprendedor podrá sobrevivir a las dificultades y sacar el coraje para salir adelante gracias a la pasión por su proyecto.

Vía|Fundación Academia Europea Yuste|ApuntesGestión.com

Imagen Cortesía de digitalart|Freedigitalphotos.net

Más información|TuCoach.eu|El País-Sociedad

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Get started

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.