Claves para captar la atención de los inversores en la presentación de tu proyecto

Generalmente los inversores dedican una media de 30 minutos a analizar cada Plan de Negocio que reciben. Primero miran quién lo envía y  analizan los aspectos claves (sector, localización e inversión necesaria). Si el plan logra captar su atención, se lo leen en líneas generales, y si creen que la idea puede tener éxito, invitan al emprendedor  a una presentación formal.

Si ese es tu caso o vas a acudir a una ronda de inversión y debes presentar tu idea y tu negocio, debes usar tu plan de negocio como la mejor tarjeta de presentación posible. Para ello necesitas que sea coherente,  que desarrolle la idea de manera ordenada y enunciando todos los puntos importantes de la misma. No dejes que los nervios o la falta de tiempo te hagan fallar a la hora de encontrar una nueva fuente de financiación.

Para ello te propongo que sigas este orden a la hora de presentar tu proyecto. Debes adaptarlo a tu mensaje pero puede servirte de guía ya que enumera todos los puntos que de verdad interesan a los inversores.

1. Presentación

Una cosa tan sencilla como presentarte y presentar el nombre del proyecto se olvida en muchas ocasiones. No olvides que en una ronda de inversión tu proyecto no es el único que se presenta e identificarte será vital desde el principio.

Si sois un equipo cuenta quiénes sois y qué os diferencia del resto. El equipo es un elemento primordial para el inversor porque una idea no vale nada sin la ejecución.

2. Problema y Oportunidad

Empieza siempre explicando el problema que resuelves. Refleja  la oportunidad detectada y  la solución propuesta para determinada circunstancia. ¿Qué resuelve y cómo lo hace? Y ¿cómo vas a provechar tú esa oportunidad?

No empieces explicando tu proyecto desde lo que sabes hacer sino desde la necesidad del cliente, así evitaras aparecer como una solución en busca de un problema.

3. Idea de Negocio

Haz un resumen de tu negocio, de cómo funciona y cuál es tu propuesta de valor. Describe brevemente sin entrar en detalles cómo funciona tu proyecto. Simplemente ofrece la clave de cómo solucionas el problema que has detectado a través de tu proyecto.

4. Ventajas

Debéis hacer ver cuáles son vuestras ventajas competitivas frente a los otros, qué os hace especial. Puede ser por la innovación, la originalidad, el lujo, o simplemente porque habéis detectado un hueco en el mercado, pero explicar porque el consumidor os va a elegir a vosotros y no a otros.

5. Competencia

Demuestra que la has estudiado, que conoces sus dinámicas y a los actores en juego.  El objetivo es mostrar con claridad que hay un factor diferencial frente a la competencia y que es sostenible a largo plazo.

6. Ventas y Marketing

Define la táctica con la que vas a llegar a los clientes, y cómo se va a generar dinero con la idea. Explica cómo vas a conseguir que sepan de tu existencia y te vean como el mejor prestador de ese servicio para ese colectivo (plan de marketing). Es importante definir la táctica y no las ilusiones que se tienen puestas.

7. Modelo de negocio

Posiblemente sea la parte más importante de una presentación ante inversores, así que es importante que tengas clara la exposición para no olvidar nada. Explica cómo será la gestión del dinero, cuáles son tus fuentes de ingresos y cuáles serán tus costes. No olvides analizar cómo evolucionarán esas cantidades en los próximos años para poder plantear un escenario a tres años vista.

También debes explicar el mercado al que te diriges, quienes forman tu público objetivo, el tamaño del mismo y si cual es la tendencia de su crecimiento.

8. Previsiones/Necesidades

Lo que un inversor quiere ver es la visión que se tiene de cómo va a evolucionar la empresa.  En lugar de reflejar una tabla se puede mostrar varias gráficas  que reflejan estos datos.

En cuanto a las necesidades explica cuáles son tus necesidades de financiación y como tienes previsto que sean cubiertas. Define exactamente para qué quieres cada euro del dinero que pides. Sé preciso y realista en las cantidades.

10. ROI

Explícales cómo van a recuperar la inversión, que porcentaje estas dispuesto a ofrecer y tu valoración del proyecto / empresa. Demuéstrales que tu proyecto además de invertible es rentable y sedúcelos.

Mi última recomendación es que cierres tu exposición con un slogan o frase que consiga impactarles para que se acuerden de tu proyecto una vez finalizada la exposición. Si además puedes hacer tangible el proyecto, mediante una demo, una maqueta o un diseño, conseguirás captar aún más la atención de los posibles inversores.

Por Agustín Mula

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Get started

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.